Son numerosos los clientes que requieren nuestros servicios para recurrir multas por conducir con presencia de drogas y alcohol en el organismo, por lo que vamos a aclarar algunas ideas.

Por lo general, conducir bajo los efectos de sustancias que nos pueda alterar la percepción espacial nos acarreará sanciones de consideración graves o más graves.

Cómo ya sabemos y en el caso de la prueba del alcohol, si tras la realización del test, el resultado del mismo es positivo quiere decir que la tasa que se ha superado es de más de  0.25 miligramos por litro en aire espirado, o de 0,5 gramos por litro en sangre.

Al mismo tiempo, la tasa permitida variará en conductores profesionales o conductores de menos de 2 años que no podrán superar los 0,15 miligramos por litro en aire espirado o 0,3 gramos por litro en sangre.

¿Se puede conducir con presencia de drogas?

No, conducir con presencia de drogas en el organismo es igual que conducir bajo los efectos de la drogas, por lo que está está completamente prohibida.

Conducción y drogas, cifras preocupantes
CONDUCIR CON PRESENCIA DE DROGAS. FUENTE: REVISTA DGT

Esta prohibición no sólo aparece recogida dentro del Código de Circulación sino que también lo recoge el Código Penal.

El artículo del 27 del Código de Circulación indica “No podrán circular por las vías objeto de la legislación sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial los conductores de vehículos o bicicletas que hayan ingerido o incorporado a su organismo psicotrópicos, estimulantes u otras sustancias análogas, entre las que se incluirán, en cualquier caso, los medicamentos u otras sustancias bajo cuyo efecto se altere el estado físico o mental apropiado para circular sin peligro.”

Al mismo tiempo, en este mismo articulo, se indica que estas infracciones tienen la consideración de muy graves.

¿Cómo se realizan las pruebas?

Las pruebas para comprobar si existe presencia de drogas en el organismo consistirán normalmente en el reconocimiento médico de la persona obligada y en los análisis clínicos que el médico forense u otro titular experimentado, o personal facultativo del centro sanitario o instituto médico al que sea trasladada aquélla, estimen más adecuados.

A petición del interesado o por orden de la autoridad judicial, se podrán repetir las pruebas a efectos de contraste, que podrán consistir en análisis de sangre, orina u otros análogo.

Si tras el resultado, se verifica la simple presencia de drogas en el organismo, el agente iniciará expediente sancionador por conducir bajo los efectos de drogas. No es necesario establecer cuántos gramos de la sustancia se han detectado tras el análisis ni encuadrarlo en ningún tramo a la hora de imponer la sanción.

¿Quiénes están obligados a realizarse esta prueba?

Todos los conductores, ya sean de coches, motos o bicicletas así como cualquier persona que provoque directamente un accidente de tráfico.

image
Fuente: sevilla.abc

Al mismo tiempo, es necesario conocer que es delito la negativa a someterse a las pruebas de detección de drogas, cuya pena puede dar lugar a prisión de seis meses a un año y privación del derecho a con de uno a cuatro años.

¿Cuántas horas permanece a presencia de drogas?

Según los estudios realizados, se estima que las sustancias pueden permanecer en el organismo aproximadamente 72 horas.

Las sustancias que se detectan mediante muestras de saliva son:

  • Anfetaminas
  • Metanfetaminas (MDMA, éxtasis)
  • Cannabis (THC/marihuana/hachís)
  • Cocaína (crack)
  • Opiáceos (heroína/morfina).

¿Cuál es la multa por conduccir con presencia de drogas?

En el caso de que el resultado de la prueba sea positivo nos encontramos con una infracción administrativa con multa de 1.000.-€ y una pérdida de 6 puntos.

Existe la posibilidad de que las autoridades competentes procedan a la inmovilización del vehículo pero eso quedará bajo su criterio en función de los síntomas que presente el denunciado y de la posibilidad de una conducción bajo los efectos de la misma.

Este tipo de multas no contemplan la reincidencia a efectos de castigar la repetición ante una segunda infracción como sucede con las multas por consumo y/o tenencia de estupefacientes en la vía pública.

Si ha sido sancionado con una multa de estas características, puede contactar con nosotros, sin ningún tipo de compromiso.