librarme de pagar una multa

La respuesta es POR SUPUESTO.  El proceso para librarse de pagar una multa es largo, pero si actuamos correctamente podremos evitar el pago.

La mayoría de las multas que nos llegan a nuestro domicilio tienen altas posibilidades de anulación y , con ello, altas probabilidades de no pagarla por lo que es aconsejable recurrir desde el primer momento.

¿Qué hago para librarme de pagar una multa?

Una vez que se inicia el procedimiento sancionador es obligatorio revisar que la notificación contenga todos los elementos mínimos obligatorios, los famosos, defectos de forma.

Según la normativa, toda notificación deberá ser cursada dentro del plazo de diez días a partir de la fecha en que el acto haya sido dictado, y deberá contener el texto íntegro de la resolución.

Al mismo tiempo, tiene que indicar si pone fin o no a la vía administrativa, la expresión de los recursos que procedan, en su caso, en vía administrativa y judicial, el órgano ante el que hubieran de presentarse y el plazo para interponerlos.

¿Qué plazos hay que tener en cuenta para librarse de pagar una multa?

Recibida la notificación, por lo general, indicará un plazo de 15 días. En el caso de que se nos indique que son quince días naturales, hay que empezar a contar desde el día siguiente al que se recibe la carta, incluyendo sábados, domingos y festivos.

Normalmente el plazo que se indica es de 15 días sin aclarar nada más, por lo que en este caso, se consideran días hábiles, es decir, que el plazo excluye sábado, domingos y festivos.

Otro aspecto relacionado con los plazos y que hay que tener en cuenta, es que en función del tipo de procedimiento sancionador que se inicie la administración sancionadora dispone de un plazo máximo para resolver diferente.

En procedimientos sancionadores por consumo y/o tenencia de estupefacientes en vía pública, el plazo para resolver es de un año desde que se inició el procedimiento. Transcurrido ese plazo de un año, si el supuesto infractor no ha recibido la resolución no hay que pagar la multa.

¿Cómo recurro para librarme de pagar una multa?

Para poder librarse de pagar una multa hay que recurrir, es decir, hay que descartar el pago con reducción.

El inconveniente de pagar con reducción es que , aunque al principio parezca que pagar menos es una ventaja, lo cierto es que, por ejemplo, en multas por consumo de drogas crea reincidencia y en las multas por conducir con presencia de drogas en el organismo la detracción de los 6 puntos es automática e inmediata.

Lo primero que hay que hacer para librarse de pagar una multa es presentar las alegaciones en el plazo que se nos indica en la carta.

Las alegaciones son el escrito a través del cual  se va a argumentar  y a explicar el motivo por el cual la infracción tiene que ser anulada.

En este escrito vamos a confirmar si los hechos son los que aparecen en la denuncia. Al mismo tiempo, es el medio adecuado para solicitar y proponer las pruebas que creamos conveniente en función del procedimiento sancionador que haya iniciado.

Una vez practicadas las pruebas por la Administración sancionadora, nuevamente se nos indicará un plazo para alegar lo que a nuestro derecho nos interese.

Finalmente recibiremos la resolución sancionadora, que es el documento en el cual estimarán o desestimarán las alegaciones. El momento en el que se nos notifica la resolución es clave, ya que como dijimos al principio, si no resuelven en el plazo de un año  habremos con conseguido librarnos de la multa.

Librarme de pagar una multa
Librarme de pagar una multa

Si tiene dudas de cómo librarse de pagar una multa o necesita contratar nuestros servicios puede contactar con nosotros a través de los diversos medios de comunicación de los que disponemos.