Sanciones por Drogas y Estupefacientes

Este tipo de multas suelen ser normalmente por el consumo y/o tenencia en vía pública de drogas. También son sancionables el traslado de personas con el objeto de facilitarle el acceso a las drogas, la ejecución de actos de plantación en lugares visibles al público y el permitir el consumo ilegal de estas sustancias en establecimientos públicos.

Los agentes de policía están autorizado para poder realizar las comprobaciones que estime oportuna en cualquier lugar.

Si durante las comprobaciones los agentes encuentran alguna sustancia ilegal el procedimiento continuará en función de la cantidad que se haya encontrado, diferenciando entre si es considerada para consumo propio o si es considerada para tráfico.

La diferencia entre ambos casos se encuentra en que si es considerada consumo propio, sólo incurriremos en una infracción administrativa.

El papel que juega el agente en esta momento es crucial ya que es el que determina si es infracción o delito en base a la cantidad de sustancia ilegal incautada.

Independientemente del curso que siga el procedimiento, lo correcto es que el agente nos entregue el acta de aprehensión o el boletín de denuncia.

Es en este documento, donde se recoge lo ocurrido durante las comprobaciones de los agentes. El firmar este documento es irrelevante ya que con la firma lo que se pretende es dar por informado al infractor de lo que esta ocurriendo, con independencia de que este de acuerdo o no.

Finalizadas las actuaciones de la autoridad, se debe esperar a que los Agentes de Correos notifiquen mediante carta el inicio el procedimiento sancionador con propuesta de sanción, que si es en grado mínimo, la multa será de 601.-€.

Cuando se nos notifica una multa, antes de realizar el pago con reducción, hay que platearse la opción de recurrir.

Recuerda que pagar con reducción implica admitir que estas de acuerdo con lo ocurrido y que, en caso de que se vuelva a repetir la situación, la infracción se agrava por ser reincidente y constar tus datos en el Registro habilitado para ello.

Por último, es importante tener en cuenta que la Administración que tramita estos expedientes esta sobresaturada y, en la mayoría de los casos, no resuelve en el plazo estipulado, por lo que el expediente tiene muchas posibilidades de quedar archivado.

Cada caso es particular y requiere un asesoramiento personalizado, por lo que si se encuentra en esta situación no dude en contactar con nosotros, no cobramos por estudiar su caso.

Si tiene alguna duda, siempre puede consultarla con nosotros sin compromiso siguiendo cualquiera de nuestras vías de contacto disponibles.